Omawa realizará un estudio de adaptación al cambio climático de edificios nZEB.

Los Edificios de Consumo Casi Nulo o near Zero Energy Buildings (nZEB), son edificios que intentan reducir su demanda energética de distintas maneras. Puede ser mediante la utilización de arquitectura bioclimática, la adecuada ventilación y también mediante la orientación. También influye el uso de energías renovables para la producción de luz y calor. En definitiva, se trata de que su consumo de energía se aproxime a cero.

Edificio de consumo casi nulo nZEB Omawa

El edificio, de 37.000 m², costó alrededor de 85 millones de dólares y se encuentra en Frankfurt. Fotografías: Jan Bitter, Sauerbruch Hutton.

Un ejemplo de edificio nZEB es la torre de oficinas del Grupo Bancario KFW. Situado en Frankfurt, sus arquitectos pertenecen al equipo de Sauerbruch Hutton Architects de Berlin. Es uno de los primeros edificios del mundo que puede funcionar con un consumo de energía inferior a 10 kWh/m². Se diseñó pensando en  el ahorro y demás tiene una fachada móvil que dota al edificio de una imagen espectacular.

Estos arquitectos han conseguido hacer de esta torre una de las más eficientes del mundo.

Edificios de consumo energético casi nulo

Para lograr que un edificio tenga unos gastos energéticos casi nulos es necesario adoptar criterios de diseño arquitectónico inteligentes que permitan mejorar el rendimiento del consumo. También intentan evitar ciertas patologías frecuentes en construcciones convencionales, como defectos en los aislamientos o infiltraciones de aire no deseadas.

Por eso, para lograr la eficiencia energética hay que realizar un estudio general del lugar, de su clima, su orientación, el viento o la cercanía al mar. Todos estos factores definen cómo se va a ejecutar su construcción.

El estudio que realizará Omawa sobre este tipo de edificios, tiene como objetivo identificar los retos climáticos a los que van a tener que hacer frente. Por ejemplo, el efecto isla de calor, habitual en los núcleos urbanos.

Nuevas oportunidades

El sector de la construcción afronta importantes desafíos a causa del Cambio Climático: daños a materiales y estructuras, mayores costes de mantenimiento, pérdidas de valor de activos, etc. Pero también encuentra oportunidades a través de la introducción de nuevos materiales y técnicas constructivas, el desarrollo de diseños adaptados a las cambiantes condiciones climáticas y la adquisición de ventajas competitivas derivadas de la adaptación al Cambio Climático.

Omawa realizará este estudio de adaptación al cambio climático. El proyecto, denominado “ADAPTA NZEB”, consiste en el análisis y estudio de la Adaptación al Cambio Climático del Edificio de Consumo Casi Nulo en el Horizonte 2100. Se ejecutará con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Transición Ecológica.

Tomando en consideración estos retos del cambio climático, la Fundación Biodiversidad ha contemplado, entre sus líneas de actuación, una línea dedicada al cambio climático y la calidad ambiental. Fruto de ello, junto a la Oficina Española de Cambio Climático, han firmado un convenio para crear una línea de ayudas. Estas ayudas se destinarán a proyectos de adaptación al Cambio Climático.

En base a estas ayudas, desde Omawa Huella Ecológica, S.L. se presentó esta propuesta de proyecto. Ha sido valorado y seleccionado de entre 237 proyectos en toda España. De todos ellos solo 39 han sido seleccionados, lo que supone un porcentaje de tan solo el 16% de seleccionados, entre los cuales se encuentra Omawa. Esto demuestra el altísimo nivel de nuestra propuesta.

edificio consumo casi nulo Omawa

Ejemplo de edificio de consumo casi nulo. Foto: Chris Barbalis.

Consecuencias del Cambio Climático y el efecto «isla de calor»

El efecto isla de calor urbano afecta especialmente al centro de las ciudades, debido entre otros factores, a la mala praxis en edificación.

El Cambio Climático es posiblemente el mayor reto ambiental al que hacer frente, por su dimensión global, y sus profundas implicaciones sociales y económicas. Es fundamental conocer con rigor científico sus riesgos e impactos. También lo es hacer un seguimiento, tomar medidas y realizar prácticas de adaptación para hacer frente al problema. Todos estos factores proporcionan las bases para orientar la acción, que debe llevarnos a disminuir la vulnerabilidad y a aumentar la resiliencia frente al cambio climático.

Por ello, este proyecto se perfila como una ampliación del que ya está desarrollando la Universidad de Granada, Edificación versus efecto isla de calor: adaptación H2100. Esto está permitiendo proyectar a escala regional las consecuencias del cambio climático y el efecto isla de calor sobre la clasificación de zonas climáticas del CTE (código Técnico de la Edificación).

Se hace cada vez más necesario conocer los riesgos e impactos del Cambio Climático a escala urbana. Así, podremos orientar la edificación hacia el consumo casi nulo. El objetivo principal de este proyecto es elaborar un catálogo de adaptación del nZEB al efecto isla de calor en el Horizonte 2100. Se realiza a escala urbana de ciudades representativas de cada zona climática propuesta por el estudio de la Universidad de Granada.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies