Últimamente hemos podido observar que gran parte de los miembros del gobierno en España lucen un pin redondo de colores. Concretamente, 17 colores. Lo lleva a diario el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. También el líder de Podemas lo luce habitualmente en la solapa de su chaqueta. Pues bien, ese pin no es otra cosa que el logotipo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Pero, ¿Qué significado tiene el pin que llevan todos los políticos?

 

Objetivos de Desarrollo Sostenible por Omawa.esPongámonos en antecedentes. En 1992, la ONU creó la Comisión por el Desarrollo Sostenible, después de celebrarse la Cumbre de la Tierra ese mismo año para firmar con los países miembros un compromiso de avance global sostenible. Unos años después, en Nueva York, concretamente el 25 de septiembre de 2015, nacieron los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los ODS constituyen un conjunto de retos globales para todo el planeta. 193 países se adhirieron y se comprometieron a cumplirlos. Su nacimiento ocurrió justo después del histórico acuerdo del 2015 en la Cumbre por el Clima de París.

Después de varias negociaciones y compromisos durante años, se logró establecer este listado. Aunque no hay una obligatoriedad de cumplimiento como tal, sí que orientan a organizaciones, empresas, individuos y países a tener un marco de referencia hacia el que avanzar hacia un planeta más sostenible para todos los seres vivos.

Esta nueva hoja de ruta para lograr un desarrollo sostenible se llama Agenda 2030. Ese año es la fecha fijada para conseguir un mundo más justo y pacífico y un planeta todavía habitable. Los 17 objetivos abarcan desde la eliminación de la pobreza hasta el combate contra el cambio climático, la educación, la igualdad de la mujer, la defensa del medio ambiente o el diseño de nuestras ciudades.

 

Los ODS en España

Infografía de los Objetivos de Desarrollo SostenibleEn esta legislatura, el gobierno de España ha incorporado la Vicepresidencia segunda de asuntos sociales y Agenda 2030 al Ministerio de Asuntos Sociales. Que la Agenda 2030 esté al máximo nivel institucional es buena señal, significa que para el nuevo Gobierno es importante y permite el acceso a recursos que de otra forma no existirían. Que dependa del Ministerio de Asuntos Sociales también es un punto a favor, pues en la etapa anterior se había puesto mucho el foco en la dimensión ambiental y en el papel del sector privado. Ahora puede ser una oportunidad para que tenga más fuerza la dimensión social.

El hecho de que por primera vez la Agenda 2030 dependa de una estructura ejecutiva es un salto cualitativo. Nos va a permitir pasar de las palabras a los hechos”. 
   Ione Belarra, Secretaria de Estado para la Agenda 2030

 

Grandes objetivos con metas precisas

Los ODS proponen respuestas sistémicas a una visión global e interrelacionada del desarrollo sostenible que afronta cuestiones tan importantes como la desigualdad y la pobreza extrema, los patrones de consumo no sostenibles y la degradación ambiental. Todo ello se hace desde perspectivas metodológicas renovadas que requieren cambios de gran alcance a nivel mundial, mediante una acción internacional coordinada. Todo ello, además, mientras la comunidad internacional se ha ido dotando desde hace décadas de importantes acuerdos recogidos en diferentes cumbres y conferencias de las Naciones Unidas en las que se han identificado los ejes fundamentales para el desarrollo sostenible, aunque que han sido sistemáticamente incumplidos por la mayor parte de los países firmantes.

Es un ambicioso plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia. Los Estados miembros de las Naciones Unidas reconocen que el mayor desafío del mundo en este momento es la erradicación de la pobreza. Afirman que, de no superar este reto, no puede haber desarrollo sostenible.

ODS by Omawa

Foto: Unsplash.

 

Los ODS no tratan solo temas económicos, medioambientales o sociales. No es responsabilidad de una sola industria, de un solo gobierno o de un único grupo resolver todos los problemas del mundo. Es una responsabilidad colectiva y compartida tomar acción para asegurar un desarrollo sostenible del planeta, pensando en las futuras generaciones. Los ODS son universales y constatan que todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y personas como usted.

 

Un poco de autocrítica

Se le ha llegado a reprochar a este consenso de países una serie de carencias. Su falta de liderazgo y también el hecho de que no tiene carácter obligatorio han supuesto un lastre desde el principio. También puede que haya pecado de buenísmo en su formulación. Sin embargo, si lo vemos como una base para generar un compromiso que, si se cumpliera, lograría que la vida de millones de personas fuese mucho mejor, el esfuerzo no habría sido en vano.

Si ahora volviésemos a hacernos la pregunta ¿Qué significado tiene el pin que llevan todos los políticos? Ya podemos responder que España por fin se encuentra en camino de solucionar numerosos retos. Para alcanzar estas metas, todo el mundo tiene que saber que esta Agenda tiene que ver con cuestiones de su vida cotidiana y que también está en su mano, en la de todos, lograr un cambio positivo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies