Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha desarrollado la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030. Es una estrategia que guiará las actuaciones del ministerio en materia de movilidad, infraestructuras y transportes durante los próximos 10 años.

Esta acción quiere dar respuesta a los retos en movilidad y transporte que hoy se nos plantean. Éstos vienen marcados por cambios en el contexto global, como la necesidad de descarbonizar la economía y dar respuesta al cambio climático. También se debe a la irrupción -muchas veces disruptiva- de nuevas tecnologías y los desafíos producidos por la concentración cada vez mayor de población en las grandes ciudades. Pero también surge por la necesidad de adaptar nuestra actividad a la realidad de nuestro país: ya no somos el país de los años 80, marcado por un fuerte déficit de infraestructuras. Ahora somos un país puntero en su dotación.

La situación actual requiere que ahora se dé prioridad a inversiones que optimicen su uso y supongan un mayor beneficio social. Ejemplos de esto son el adecuado mantenimiento y conservación, las soluciones de movilidad cotidiana, la digitalización, la intermodalidad o la seguridad.

 

Afrontar nuevos retos

La Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada quiere afrontar estos nuevos retos. Entendiendo la movilidad como un derecho, un elemento de cohesión social y de crecimiento económico, pretende dar soluciones a los problemas reales de movilidad de los ciudadanos, así como garantizar un sistema de transportes y logística eficiente, sostenible y resiliente.

La Estrategia está integrada por nueve ejes que se desglosan en más de 40 líneas de acción y más de 150 medidas, y se presenta en la forma de un Documento para el Debate.

El nuevo contexto de la movilidad exige un cambio en la cultura interna de las organizaciones: digitalización, gestión del conocimiento, resistencia al cambio, formación, etc. Implica también cambios externos hacia la sociedad (comunicación y transparencia, participación ciudadana, visibilidad internacional…), incorporando los valores de gobierno abierto.

 

El sector del transporte en España

El sector transporte representa el 4,53%1 del PIB y genera unos 812.0002 puestos de trabajo en España (4,5% del empleo total). Es un pilar muy importante en nuestra economía. El sector se encuentra ante una etapa de grandes cambios, motivados fundamentalmente por la introducción de la tecnología en la movilidad. Asimismo, existe la necesidad de motivación y percepción de los individuos, situando al ciudadano y al usuario en el centro de todo el sistema.

La política de desarrollo de infraestructuras aplicada en España desde mediados de los años 80 ha permitido dar un salto cuantitativo y cualitativo sin precedente. Esta política, enfocada en el aumento de la dotación de infraestructuras, no solo ha permitido solucionar carencias históricas que acumulaba el país, sino avanzar hacia la descarbonización de la economía, y por la mayor concentración de población en las grandes ciudades y zonas periurbanas, con sus implicaciones en congestión, salud de las personas (calidad del aire, ruido) y despoblación del mundo rural.

 

El coche eléctrico en España

El potencial económico de este nuevo concepto de movilidad es grande: en España se prevé un importante aumento de las áreas de conectividad, electrificación y coche eléctrico en los próximos 10 años. A esta realidad se une el deber de los poderes públicos de luchar por un sistema de transportes sostenible y resiliente. Esto logrará que las generaciones futuras tengan garantizada la movilidad sostenible, segura y conectada.

Con todo esto se pretende dar un estímulo para el uso de fuentes de energía alternativas y sostenibles. Ejemplos de ello serían la contratación publica de vehículos y servicios de transporte por carretera ecológicos o proporcionar incentivos para la renovación del parque de vehículos de transporte por carretera. En ese sentido, la contratación pública ecológica en otros modos de transporte y la renovación del material móvil ferroviario son puntos a tener en cuenta.

Para sacar el máximo partido de un sistema de transportes puntero, es necesario un nuevo enfoque en las políticas y su planificación. Solo asó podremos decir que estamos avanzando en la lucha contra el cambio climático en España.

Foto: Freepik.es.