El Consorcio de Transportes de Granada analiza sus emisiones

El Consorcio de Transportes de Granada analiza sus emisiones. Un tercio de emisiones menos que si estos desplazamientos se hubiesen realizado en coche.

El Consorcio ha realizado un estudio pionero de las emisiones generadas por el servicio de transporte de autobuses del área metropolitana de Granada durante 2019.

En el desarrollo de este estudio, el Consorcio ha contado con OMAWA. Estamos especializados en el ámbito de la sostenibilidad y adaptación al cambio climático. Seguimos una metodología internacional estandarizada de estimación de emisiones del servicio de transportes y realizando un exhaustivo estudio de cada una de las líneas de autobuses del área metropolitana de Granada. 

Dada la importancia del transporte público para la reducción de emisiones, este proyecto ha sido encuadrado dentro de los objetivos del Consorcio. El objetivo principal es fomentar una movilidad sostenible y eficiente en su área de gestión metropolitana, integrada por 51 municipios.

En este estudio se han incluido todas las actividades que generan emisiones del Consorcio de Transportes Metropolitano del Área de Granada y que son intrínsecas del servicio.

 

Omawa

Fuentes de emisiones de GEI

Las principales fuentes de emisiones incluidas son: generadas en oficinas, y las emisiones de los autobuses propios del servicio de transporte del área metropolitana de Granada, y las emisiones “aguas arriba” del origen de los combustibles utilizados por los autobuses durante su producción. 

Las concesiones y líneas de transporte estudiadas corresponden a todas aquellas líneas que se encuentran dentro del área metropolitana de Granada, no obstante, se ha incluido la línea de Sierra Nevada, por su importancia. 

El total de las emisiones generadas han sido 8.825 toneladas de CO2. De las cuales el 80% son propias del consumo de combustible de los autobuses.

El resto de emisiones, son derivadas de la producción del gasóleo como combustible y de la electricidad de las oficinas del Consorcio.

 

Eficiencia de las líneas de autobuses respecto al vehículo privado

Para cada una de las líneas, se ha estudiado su eficiencia, comparándolo con un turismo medio privado. Para ello, se han calculado paralelamente las emisiones que hubiesen generado todos los usuarios a los que prestó servicio cada línea de autobús del área metropolitana en 2019.

El resultado obtenido es que el 97% de las líneas son líneas que emiten menos emisiones que el vehículo privado, para los desplazamientos del área metropolitana. 

Este dato afianza al sector del transporte público, como un sector a impulsar y fomentar para crear una ciudad sostenible y de bajas emisiones.

El sistema de transporte de autobuses del consorcio, evita emisiones en los supuestos que las personas utilizan modos de transporte privados, principalmente el coche privado. 

En el estudio se han calculado las emisiones evitadas por trayecto medio para cada modalidad de vehículo. Primero, un autobús interurbano, para un trayecto medio de 14,85 km recorridos en un trayecto medio. Por otra parte, se ha estudiado un vehículo privado medio recorriendo 13,90 km. No se incluye la distancia recorrida en la búsqueda de aparcamiento.

Diseñando estrategias de sostenibilidad

Las emisiones de gases de efecto invernadero, debido al calentamiento global y al cambio climático, han ido ocupando un puesto importante en las preocupaciones sociales mundiales. En la actualidad es uno de los temas claves para el desarrollo sostenible. De hecho, en los objetivos Europa 2030 ocupa uno de los principales apartados.

Estas políticas y planes están llevando a la necesidad de que las organizaciones comprendan los riesgos asociados a los GEI. Para ello es necesario diseñar estrategias de sostenibilidad basadas en el cálculo de la Huella de Carbono. Se define como la totalidad de gases de efecto invernadero, medidos en masa de CO2 y CO2 equivalente, emitidos de forma directa o indirecta por la actividad de un individuo, organización, evento o producto.

Por estos motivos, la huella de carbono se está convirtiendo en uno de los principales indicadores de sostenibilidad. Éste indicador, además, se está ligando a la competitividad debido a los marcos legislativos, fondos de carbono y bolsa de carbono que se están desarrollando a nivel mundial. Todo ello se hace para reducir las emisiones de GEI y minimizar el denominado Impacto Climático.

El transporte es uno de los principales causantes del cambio climático

No hay duda de que el transporte es uno de los principales causantes del cambio climático. Representa más del 25% de las emisiones totales de GEI en España y casi el 40% de las emisiones de los sectores difusos. De estos, la carretera representa casi el 95% de las emisiones. En este sentido, es importante destacar que las emisiones del sector transporte se han visto incrementadas en un 50% desde 1990.

Los gobiernos de todo el mundo están tomando medidas para conocer, reducir y compensar sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero, articulando planes y políticas que les permitan conseguirlo. El consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Granada no ha querido ser menos, de ahí este estudio pionero de sus emisiones.