Monòver pone en marcha su Agenda Urbana 2030

La localidad alicantina de Monòver se encuentra actualmente inmersa en el desarrollo de su primer Plan Estratégico municipal. Dicho plan se propone conocer la realidad social, territorial, económica y medioambiental del municipio. De esta manera será más fácil dar respuesta a algunos de sus desafíos y necesidades más relevantes. Esta agenda servirá para alinear los planes de la localidad con las políticas europeas de economía, sostenibilidad y digitalización y para conseguir un cambio de ciclo. Asimismo, se busca acceder a los Fondos Europeos con garantías de éxito.

Incluida dentro de este Plan Estratégico iniciado en 2019, se acaba de poner en marcha la Agenda Urbana Monóvar 2030. Los primeros trabajos de este proyecto se atrasaron con el inicio de la crisis sanitaria y tras un año de especialmente duro para todos, la Agenda Urbana ya está lista y en pleno funcionamiento.

De esta manera Monòver, que cuenta con una importante riqueza patrimonial, monumental, gastronómica y natural, ha decidido mirar al futuro e impulsar unas políticas que identifiquen el pueblo como un municipio sostenible y alienado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. 

Monòver es uno de los primeros municipios del Vinalopó que ha desarrollado este tipo de actuación. El proceso está abierto a la participación ciudadana, para ello se ha creado un documento consensuado con los vecinos. Esta es la única manera de tener un plan de futuro que no cambie cada vez que lo haga el gobierno local.

 

Agenda Urbana by omawa.es

Foto: Ayuntamiento de Monòver.

 

 

El futuro tiene un nombre: Agenda 2030

En septiembre de 2015 tuvo lugar la histórica Cumbre del Desarrollo Sostenible de la ONU. En ella se decide adoptar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Esta Agenda contiene 17 Objetivos (ODS) de aplicación universal. Así, desde el 1 de enero de 2016, rigen los esfuerzos de los países para lograr un mundo sostenible en el año 2030. Es un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.

Los ODS se elaboraron durante más de dos años de consultas públicas, interacción con la sociedad civil y negociaciones entre los países. Vienen a sustituir a los llamados Objetivos del Milenio, hoy implementados sólo en parte. Se ha logrado cumplir el primero de aquellos objetivos, reducir la tasa de pobreza extrema a la mitad. Sin embargo, otros apenas se han modificado en estos 16 años.

Adoptar los ODS  implica un compromiso común por parte de los gobiernos. Pero, debido a que que cada país se enfrenta a retos específicos, dichos gobiernos tienen soberanía plena sobre su riqueza y recursos.Por este motivo, cada uno fijará sus propias metas nacionales.

Estas metas de la ONU afectan a múltiples aspectos de la vida humana y de su entorno, fijan sistemas de revisión de cumplimiento cada cinco años y, por primera vez, ligan a países desarrollados y en desarrollo.

Los ODS se aplican por tanto a países desarrollados como a aquellos en vías de desarrollo, apelando a cuestiones tales como el fin de la pobreza, el cambio climático o la igualdad de género, entre otras.

 

Ods

 

La Agenda Urbana 2030

La Agenda Urbana es un documento de carácter estratégico y no normativo. Busca orientar el sentido de las políticas urbanas sostenibles con objetivos sociales, ambientales y económicos. Pretende ser un instrumento al servicio de todas la Administraciones Públicas, en el ámbito de sus respectivas competencias y principalmente de los Ayuntamientos. De esta forma se favorece mejorar en los ámbitos de la normativa y la planificación, la financiación, la gobernanza, la transparencia y la participación.

Conforma un método de trabajo y un proceso que engloba a todos los actores, tanto públicos como privados, que intervienen en las ciudades. El fin último es lograr un desarrollo sostenible, equitativo y justo, a través de políticas nacionales. Esto se lleva a cabo a nivel de Comunidades Autónomas y también a nivel local. 

Se trata de una gobernanza multinivel, real. La Agenda Urbana para la Unión Europea no está dirigida por la UE ni por los Estados miembros, ni por las ciudades, ni por las partes interesadas. Es una nueva forma de trabajar, una forma de identificar las necesidades territoriales y abordar los retos urbanos teniendo en cuenta el corto, medio y largo plazo. También se tienen presentes las posibilidades de financiación municipales.

El objetivo de la Agenda Urbana de la UE es solucionar los problemas existentes e identificados entre la Comisión, organizaciones de la UE, gobiernos nacionales, autoridades locales y otras partes no gubernamentales. Esta Agenda representa un compromiso internacional para abordar los grandes retos de la globalización bajo la triple perspectiva del desarrollo sostenible: social, económica y medioambiental. Su lema, “no dejar a nadie atrás”.

 

La Agenda Urbana española

España asumió durante 2016 dos compromisos internacionales: el Pacto de Ámsterdam, de mayo de 2016, en el que los Ministros responsables de urbanismo de la UE aprobaron la Agenda Urbana de la UE y la Declaración de Quito, de octubre de 2016, en la que los 193 de las Naciones Unidas aprobaron, por unanimidad, la Agenda Urbana de Naciones Unidas. 

Para cumplir estos compromisos, el Gobierno de España ha elaborado la Agenda Urbana Española (AUE). El documento, aprobado el 22 de Febrero de 2019, se estructura en los siguientes apartados:

  1. Un diagnóstico de la realidad urbana y rural en España, que tiene en cuenta 10 áreas temáticas que han sido elegidas por su incidencia sobre los temas urbanos:
  2. Un marco estratégico en el que se propone un Decálogo de objetivos prioritarios, con objetivos específicos para cada uno de aquéllos y un listado de acciones para conseguirlos. Los objetivos estratégicos propuestos son los siguientes:

Este marco estratégico incluye, además, una serie de 39 indicadores o datos descriptivos, que el Ministerio de Fomento ofrece a través de una base de datos. De esta forma, se facilita un conjunto de variables que pueden servir para realizar una aproximación a la situación de partida de las ciudades, en su contexto territorial, en relación con los objetivos mencionados.

 

Monóvar, un municipio con futuro

En Monóvar las dos terceras partes de la población activa trabaja dentro del sector industrial, principalmente en la fabricación de Calzado y sus industrias auxiliares. En la agricultura trabaja aproximadamente el diez por ciento de la población activa; siendo los principales cultivos la vid, con una importante industria de elaboración de vino, el almendro y el olivo. El resto de la población activa trabaja en comercio y servicios.

Las principales industrias de Monóvar giran en torno del calzado, la marroquinería, la piel y el mármol. El famoso mármol rojo Alicante, se extrae en el monte Cavarrasa. La canteras situadas en el Monte Coto, entre los municipios de Novelda, La Romana, Monóvar y Pinoso, son por su extensión, el mayor yacimiento de calizas marmóreas de España.

Monòver cuenta con 12.800 habitantes (INE 2016), de los cuales 12.000 viven en el casco urbano. Es una de las ciudades más importantes de la Comunidad Valenciana por su industria.

Históricamente ha sido una ciudad con especial relevancia tras la Revolución Industrial en España, especialmente en el sector zapatero. Además es conocida como la «ciudad de Azorín«, ya que este escritor nació en Monóvar, el 8 de junio de 1873, y murió en Madrid, el 2 de marzo de 1967.

Monòver es un municipio con un gran potencial. A pesar de ello, nunca hasta ahora había contado con una estrategia clara y definida de futuro como es este Plan estratégico y, sobre todo, su recién estrenada Agenda Urbana.

 

Monòver pone en marcha su Agenda Urbana 2030

 

La Agenda Urbana, un instrumento para dar vida a este ideal

«No existe una receta única para mejorar la urbanización y lograr el desarrollo urbano sostenible. La Nueva Agenda Urbana proporciona las prácticas probadas para dar vida a ese ideal, para trasladarlo del papel al mundo real. Que inspire e informe a los encargados de tomar decisiones y a los habitantes urbanos del mundo para que se apropien de nuestro futuro urbano común. En esta coyuntura decisiva de la historia de la humanidad.

Repensar la forma en que planificamos, construimos y gestionamos nuestros espacios urbanos no es una opción, sino un imperativo. Nuestro trabajo para alcanzar ese ideal empieza ahora”.

Extracto del Prólogo de la Agenda Urbana de Naciones Unidas, adoptada en la Conferencia Hábitat III, en octubre de 2016. Quito (Ecuador)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies